Peces mexicanos dan pistas de cómo podría regenerarse un corazón dañado

Boston, 21 Nov (Notimex).-

Investigadores británicos descubrieron que los peces tetra mexicanos, de agua dulce, pueden regenerar totalmente sus corazones después de una lesión gracias a tres áreas de su genoma, lo que brindaría pistas para hallar futuros tratamientos que ayuden a las personas.

Se trata de los peces de la especie Astyanax mexicanus, de superficie, clima subtropical y cuyo hábitat son arroyos y ríos en el centro y oriente de México, en los cuales los científicos identificaron un gen que parece jugar un papel clave y tres loci genómicos vinculados a la regeneración del corazón.

Blind_Cavefish

Banner ENFERMERÍA

El equipo de investigación, financiado por la Fundación Británica del Corazón, utilizó el análisis QTL (locus de rasgos cuantitativos) para estudiar dos tipos de tetra peces mexicanos, los que habitan en ríos y pueden autocurar el tejido de su corazón, y los ciegos que viven en aguas de cuevas y no pueden regenerarlo.

Los científicos refieren que los peces de la cueva alguna vez vivieron en los ríos del norte de México, pero fueron arrastrados a las cuevas por las aguas de una inundación hace aproximadamente 1.5 millones de años y evolucionaron, perdiendo su vista y color debido a que vivían en la oscuridad perpetua.

Al comparar el resultado del análisis a los dos tipos de peces, encontraron que el Irrc10, un gen de codificación de proteínas, era mucho más activo en los que viven en los ríos después de una lesión cardiaca.

Para corroborarlo, “apagaron” el gen en una especie diferente, el pez cabra, que puede autoregenerarse, y constataron que no pudo reparar su corazón sin dejar cicatrices, concluyendo que la ausencia o baja actividad del Irrc10 merma la regeneración del tejido.

Las cicatrices impiden que el músculo cardiaco se contraiga adecuadamente y reduce la capacidad del corazón para bombear sangre a todo el cuerpo.

Así el equipo de científicos de la Universidad de Oxford, encabezado por la doctora Mathilda Mommersteeg, encontraron que la regeneración exitosa del músculo cardiaco es una delicada interacción entre la proliferación de cardiomiocitos y la cicatrización, un proceso que requiere del Irrc10.

Los investigadores esperan que su hallazgo, publicado en la revista especializada Cell Reports, permita algún día curar el músculo cardiaco en pacientes que han sufrido un ataque cardíaco, pues el gen Irrc10 también está presente en los seres humanos y está relacionado con una afección llamada cardiomiopatía dilatada.

Sugieren que en el futuro podría ser posible regenerar los corazones humanos dañados, modificando artificialmente el funcionamiento del Irrc10 y otros genes con medicamentos o técnicas de edición genética.

Miles de personas alrededor del mundo viven con insuficiencia cardíaca, a menudo como resultado de un ataque cardíaco, debido a que es imposible que regeneren su corazón dañado y con cicatrices.

NTX/I/VRR/FJ/

REGÍSTRO BANNER

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s